Powered by Wikiloc

Los Molinos del siglo XVIII: Situados en el Cerro de Los Molinos, el origen de los mismos data del siglo XVIII, aunque se tiene datos históricos  de que habían sido construidos desde la conquista del rey Jaume I en el siglo XIII. Se utilizaban para la molienda de la harina (molinos harineros). Sin duda el Quijote de Cervantes, convirtió a los molinos manchegos -Campo de Criptana, Mota del Cuervo y Consuegra – en los más conocidos universalmente, a pesar de que su presencia en otras zonas de España, alejados de os cauces fluviales, también fue importante, especialmente en la Comunidad Valenciana, con ejemplos como el de Alcublas.

TIPOLOGÍA DEL MOLINO DE ALCUBLAS: Son del tipo de torre de techumbre giratoria, denominado por Caro Baroja, como “molino mediterráneo”. Se trata de una edificación alta y cilíndrica realizada con mampostería, con una cubierta cónica construida probablemente con madera.

Divididos en tres plantas, en la tercera y última, se encontraban antiguamente las “aspas”, la “rueda catalina”, es decir, el eje del molino, la “linterna”, mecanismo que, desde la rueda catalina, transmite la fuerza de las piedras de moler. Y, por último, las dos piedras de moler, que son, la “piedra solera” y la “piedra volandera“. Estas piedras molían el grano que bajaba desde la tolva a través de la canaleta. Dos grandes vigas de madera, denominadas “marrano”, sustentan toda la maquinaria de la planta superior.