Se encuentra a la entrada del pueblo, al lado de la ermita de San Roque y junto al polideportivo. Es una chimenea octogonal construida en ladrillos sin cocer y, entre ellos, una masa de arcilla; al encender el horno quedó todo de una pieza como si fuese un bloque. Tiene forma de pirámide truncada, con la base más ancha y que se va estrechando. En la parte superior tiene una cornisa con dentículos donde se puede observar dos molduras de ladrillos. Esta chimenea se construyó en el año 1920 y formaba parte de una fábrica de ladrillos conocida como el racholar. Alrededor de la chimenea se encuentra el jardín de las cuatro estaciones.

Description