La ermita de los desamparados está en la calle de las Balsas, justo frente a la calle Salvador Matías Escrich. La imagen de la Virgen de los Desamparados se bendijo en la parroquia el 6 de agosto 1988. Desde ese año, la fiesta se celebra el primer domingo de agosto.