La ascensión a Peñaparda se puede realizar tanto desde el municipio valenciano de Andilla como desde Osset. En esta ocasión realizaremos la ascensión desde el municipio de Osset. La ruta comienza en el área recreativa con paelleros situada al norte del municipio. Éste área recreativa está dotada de mesas situadas bajo la sombra de unos grandes pinos, bancos, fuente, paelleros cubiertos y zona de fregadero.

La ascensión a Peñaparda transcurre por el barranco de la Hoya y el Barranco Taconares. Cuentan los lugareños que en el barranco de la Hoya quedaron bombas sin estallar desde la Guerra Civil y que alguna de ellas lo hizo en el incendio del año 2012. No es excesivamente dura, pero son 4 km de subida constante que se hacen un poco más pesados en su parte final. El paisaje durante la ruta nos traslada a los incendios ocurridos en 2012 que arrasaron gran parte de la zona, por ello se recomienda hacer la ruta en invierno o primavera, ya que no hay sombras. Aunque la ausencia de árboles llene de tristeza este paraje, como punto a favor diremos que las vistas en la bajada son espectaculares, viéndose incluso el golfo de Valencia o la Muntanya d’Or de Cullera.

 

Tras 4 km de ascensión vislumbramos una pequeña caseta que sirve para refugiarnos del viento, que suele soplar fuerte aquí arriba, y sentarnos a contemplar las increíbles vistas.

A lo largo del recorrido encontramos marcas del PR CV 176 que recorre la distancia entre Andilla y Alcublas. Únicamente encontraremos marcas de pintura amarillas y blancas dentro del barranco, ya que el fuego consumió los postes direccionales. Aún así, el camino no tiene pérdida, ya que no tiene prácticamente bifurcaciones.

Al regresar al casco urbano de Osset podremos tomar algo o comer en el bar que hay situado en la entrada del pueblo o hacer un picnic, paella o torrá en el área recreativa que comentábamos al principio. Esta ruta es una ruta ideal para los amantes de las cimas y de las fotos en lo más alto. No tiene dificultades mayores que el desnivel y es apta para toda la familia en días frescos.

Se recomienda llevar agua, calzado de montaña, móviles cargados con batería, chubasqueros (por si acaso…) y ¡Mucha energía!